La corrupción, la peste que ensucia toda España

1 11 2009

La operación Malaya en Marbella destapó el alcance de la lacra y desde entonces ya han sido detenidos 18 alcaldes de todos los partidos

Víctor Lapuente, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Oxford e investigador del Quality of Government Institute de la Universidad de Gotemburgo, atribuye el alto nivel de corrupción en España a la excesiva «politización de las instituciones públicas», sobre todo las locales, donde el alcalde tiene un poder casi omnímodo, sin contrapeso administrativo. «Las Administraciones más proclives a la corrupción son aquellas con un mayor número de empleados públicos que deben su cargo a un nombramiento político», destaca. «En Suecia sería impensable que toda la cadena de decisión para llevar a cabo una obra pública quedara en manos de unos individuos unidos por un mismo interés partidista», afirma. «La separación entre la política y la Administración es clave», dice.

Leer el artículo completo en La Voz de Galicia, 1 Nov 2009

Advertisements




Sin armas para recuperar el botín de los corruptos

1 11 2009

La limitación de medios policiales y la opacidad jurídica de las sociedades pantalla hace casi imposible recuperar el dinero. En muchos casos, los beneficios superan el coste aún después de ser descubiertos

Leer el artículo completo en Publico.es, 1 Nov 2009





El tumor de la corrupción valenciana

1 11 2009

Corrupción hay en todas partes, pero la Comunitat se ha ganado un puesto de honor por culpa del caso Fabra, la trama Gürtel o los pelotazos


Para quienes desconfíen de tópicos, el profesor de Ciencia Política Víctor Lapuente, del Quality of Government Institute de la Universidad de Gotemburgo (Suecia), ofrece respuestas menos metafísicas para detectar el tumor de la corrupción, que en la Comunitat Valencia parece haber acabado en metástasis. Según explica Lapuente en un artículo, «las causas de la corrupción no hay que buscarlas en una mala cultura o en una regulación insuficiente, sino en la politización de las instituciones públicas. Las administraciones más proclives a la corrupción son aquéllas con un mayor número de empleados públicos que deben su cargo a un nombramiento político».

Leer el artículo completo en Levante-emv.com, 1 Nov 2009





Som corruptes per naturalesa?

30 10 2009

La Operació Pretòria, el Cas Palau, la Trama Gurtel… Lamentablement tots plegats ens estem acostumant a la corrupció. Es tracta de casos aïllats que ara interessa explicar o d’un problema estructural? El caràcter mediterrani, la manera de ser llatina, ens aboca a la corrupció? Per donar-hi quatre voltes i mirar de respondre aquestes preguntes hem parlat amb en Víctor Lapuente, professor de Ciències Polítiques de la Universitat de Gothenburg, Suècia.





¿Está la corrupción en nuestro ADN?

25 10 2009

Usted no tiene dedos en las manos para contar los casos de corrupción política que bañan esta tierra. ¿Por qué se envician las instituciones? Muchos lo atribuyen al carácter de los pueblos mediterráneos. Como si sus moradores transitaran por este mundo con el mangoneo grabado en su ADN.

Leer el artículo completo en Diario de Mallorca





Private vices, public virtues

20 09 2009

Report on La Vanguardia on the relationship between sexual scandals, corruption and politics (Vicio Privado, Virtud Publica)

Leer artículo completo en La Vanguardia, 20 Septiembre 2009





Explaining merit adoption: tenure in office matters

13 07 2009

In the current issue of Governance, Victor Lapuente and Marina Nistotskaya challenge conventional wisdom about the factors that lead to the adoption of merit-based civil service systems.  Their research — examining 35 developing countries and 39 Russian regions — suggests that rulers who have more security in office are more likely to pursue reform, because they know they will reap its long-term economic benefits.  Other considerations — including the level of democratization, electoral competition, or fragmentation of political authority — prove not to be so important as determinants of reform.  Lapuente and Nistotskaya caution that “normative implications” about the relative virtues of authoritarian and democratic regimes cannot be inferred from their research.  Read more: To the short-sighted victor belong the spoils: Politics and merit adoption in comparative perspective, July 2009 (22.3).

Published in Governance